Crítica de la serie Utopia Crítica de El Niño, la nueva película de Daniel Monzón Crítica de la película Boyhood (Momentos de una vida) Crítica de El amanecer de el Planeta de los Simios (2014) Crítica de la película Blue Jasmine Crítica de The Normal Heart




> | | > Crítica de La Cúpula

Crítica de La Cúpula

Posted on miércoles, 25 de septiembre de 2013 | 1 Comment


La Cúpula, basada en la novela de Stephen King, parodiada en la película de Los Simpson.
 
Esta serie de la CBS cuenta con una temporada que se está emitiendo actualmente en castellano. Se trata de una serie de ciencia ficción basada en el libro de Stephen King del mismo nombre, con capítulos de 40 minutos que cuentan la historia de un pueblo encerrado en una cúpula misteriosa y los problemas que surgen entre los personajes.

Chester’s Mill es un pueblecito de esos típicos de Estados Unidos que, de un día para otro, se ve sujeto a una cuarentena cupular. Es decir, que les ha caído una cúpula encima que nadie sabe de dónde ha salido, de qué está hecha o qué hace ahí, pero lo que sí saben es que les aísla completamente del exterior. 

Con este panorama, ya os podéis imaginar la paranoia que les entra a los habitantes (y también un poco a los de fuera, para qué mentir). Que si estamos aislados, que el ejército nos abandona, que nos quedamos sin agua, que la cúpula nos protege y nos da lo que necesitamos... Por supuesto, la presión hace que en el pueblo empiecen a aparecer vándalos, ladrones, violadores, secuestradores, asesinos y todo tipo de personajes sin sentido ninguno que aderezan el batiburrillo que se han montado. 

Pero no contentos con la ingente cantidad de malnacidos sueltos, hay una parejita joven que de vez en cuando tiene ataques epilépticos raros y dicen algo de unas estrellas rosas cayendo en línea.  Y lo más sorprendente de todo es que, conforme avanzas, llegas a la conclusión de que ni el agua, ni la comida van a ser un problema, porque al ritmo de muertes que llevan, se quedan sin personajes antes de terminar la primera temporada. 

Dale ‘Barbie’ Barbara: en un principio apareció como el malo, pero viendo cómo se las gastan en este pueblo, va pareciendo hasta bueno. Y sí, es un malo al que todos llaman Barbie. 

Julia Shumway: la periodista que se dedica a meter las narices en todos los marrones. Gracias a ella, el resto de la población de Chester’s Mill se entera un poco de lo que está pasando.

Oficial Linda Esquivel: recién ascendida a sheriff del pueblo, la pobre policía aún no tiene muy claro cómo manejar la situación, además de que escasa de problemas que resolver no está.

Angie McAlister: la chica guapa del pueblo. La pobre no gana para disgustos con el psicópata de su ex novio campando a sus anchas y su hermano Joe con los ataques epilépticos. 

Junior Rennie: el chico guapo del instituto, pero además, psicópata secuestrador al que le dan un rifle a la menor oportunidad. Es el hijo del concejal y está obsesionado con Angie. 

James ‘Big Jim’ Rennie: el corrupto concejal del pueblo que cree que lo controla todo y las cosas se arreglan con dinero. Es un padre bastante autoritario y se dedica, además, a hacer negocios sucios con el cura pirómano. 

Joe McAlister: el hermano de Angie. Yo no sé el amor que le tendrá este chico a su familia, pero eso de tardar cuatro días en darse cuenta de que su hermana ha desaparecido debería hacérselo mirar. Le dan ataques epilépticos raros, así que al parecer, está conectado con la cúpula de algún modo. 

Norrie Calvert-Hill: ella y sus dos madres sólo estaban de paso por el pueblo, pero cayó la cúpula. Es un poco rebelde, y como a Joe, le dan ataques. Al parecer los tres (ella, Joe y la cúpula) tienen algo que ver. 

No es la mejor serie de la historia, eso está claro, pero para hacer tiempo mientras salen las nuevas temporadas del resto, no está mal. Sí, podéis pensar, como yo, que el pueblo está perdido, porque muchas perspectivas de futuro no parece tener, pero oye, te pica la curiosidad de saber más sobre la cúpula.


Comments:1

  1. Siempre tuve curiosidad, me entra lo de la cuarentena cupular.

    ResponderEliminar

Escribe sin miedo, danos tu opinión, incluso si lo deseas usa el anonimato. Solo borraremos comentarios extremadamente ofensivos. Si quieres atacar hazlo con gracia, con salero, con belleza armoniosa y espirituosa. Te animamos de todas formas a comentar pues tu comentario será leído con atención.